domingo, 18 de junio de 2017

APFELSTRUDEL

Un plato con una bola de helado, apfelstrudel y almendras fileteadas
En el reto “Cocinas del mundo” le tocaba este mes de junio proponer el país de destino a Marga del blog Acibechería. Tocaba la “D” y el país propuesto fue Deutschland, que naturalmente es Alemania.
¡Qué bien! ¿qué hacemos para comer? ¿Salchichas? ¿Chucrut? ¿Algún pastel de carne? ¿Apfelstrudel? ¡Vale! ¡Apfel strudel! Tuve la suerte de probarlo en Viena e incluso estuve en un taller de elaboración de Apfelstrudel que después se degustaba. Una delicia. Al volver a España lo elaboré con la receta original aprendida en el taller. Un auténtico placer.
Si queréis ver lo que han hecho mis compañeras de reto pincha AQUí.
Y si quieres ver lo que he hecho yo con las anteriores letras Z(Túnez) , A (Armenia)  , B (Brasil)  y C ( Colombia)   Pincha AQUÍ 
El Apfelstrudel o strudel de manzana es un postre típico tradicional de la cocina austriaca y del sur de Alemania, cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de las cocinas bizantina, armenia o turca.
El Apfelstrudel servía en la antigüedad como un alimento para la gente pobre. Las raíces de este pastel se sitúan en el árabe y armenio Baklava (que tengo muchas ganas de hacer). Su receta pudo haber provenido de los soldados  del Imperio otomano que, tras la conquista de Bizancio en el año 1453 sobre los Balcanes, se dirigieron hacia Austria y Alemania. La cocina vienesa desarrolló este plato y lo refinó hasta llegar a ser lo que conocemos hoy en día. Se sirve de forma habitual en Austria y Alemania. El éxito de este postre hizo que posteriormente su receta se popularizara en todos los países del antiguo Imperio austrohúngaro.
El Apfelstrudel consiste en un rollo muy fino de masa, a veces también de hojaldre, relleno de compota de manzana, azúcar, canela, pasas y pan rallado que una vez preparado se cocina en el horno. El ron se emplea algunas veces como saborizante. Otros ingredientes incluyen piñones, nueces o almendras ralladas. El arte de su elaboración consiste en hacer la pasta lo más delgada y elástica posible. Los maestros pasteleros austriacos y alemanes afirman que para que ésta esté en su punto justo, debería poder leerse un periódico a través de ella.
Para cocinar el Apfelstrudel, se llega a elegir las manzanas para que tengan un buen aroma, una textura agradable en forma de compota y al paladar un "toque" ligeramente ácido.
Se suele servir todavía caliente, generalmente con algo de azúcar glas espolvoreada sobre él. Usualmente se acompaña con una salsa caliente dulce de crema aromatizada con vainilla; dicha salsa se sirve en recipientes de porcelana o se vierte directamente al lado del strudel y también es habitual que en las cafeterías y restaurantes austríacos y alemanes se acompañe de helado de vainilla o nata montada.
La receta de este Apfelstrudel la he sacado de la hipercocinitas Eva Arguiñano que nos muestra el  Strudel de manzana Apfelstrudel. Plato elaborado en el programa “Los secretos de la manzana.


Ingredientes (6-8 personas):
·         3 manzanas (Golden)
·         5 láminas de pasta filo
·         1 limón
·         75 gramos de almendras laminadas
·         50 gramos de uvas pasas
·         250 gramos de azúcar, yo lo reduje a 175
·         2 nueces de mantequilla
·         15 ml de licor de naranja, yo le puse Oporto
·         canela en polvo

Elaboración:
Pon a remojo las uvas pasas con el Oporto hasta que se ablanden. Reserva.
Pela y corta las manzanas en dados
y ponlas en un bol con el azúcar. Incorpora la ralladura y el zumo del limón
y remueve. Reserva.
Extiende las láminas de pasta filo en una superficie lisa, píntalas con la mantequilla derretida
y colócalas apiladas una encima de otra.
Pon encima las almendras (reserva unas pocas)
y las uvas pasas maceradas 
y añade las manzanas.
Envuelve
y vete pintando la última lámina con mantequilla para que la pasta se tueste mejor en el horno.

Pon el strudel de manzana en una fuente de horno y espolvorea con las almendras reservadas,
una pizca de canela y otra de azúcar.
 Hornea a 180ºC durante 30 minutos.
Sirve el strudel con un poco de nata montada, o con helado de vainilla, esparce por el plato unas almendras fileteadas o gelatina de fresa o pasas o ¡lo que más te guste!.

Mi opinión: este postre está bueno pero no es el sabor que recuerdo del Apfelstrudel que probé en Viena porque aquel sabía mucho más a canela y menos a limón. La próxima le añadiré canela a las manzanas. Uhmmmm. La canela me encanta!!!

Imprimir




26 comentarios:

  1. Ufff!!. Mira que está rico este pastel. No me canso de hacerlo en casa. Te ha quedado espectacular.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Uy esas pasas bañadas en Oporto ya prometen jeje Yo solo he hecho el de manzana, este pinta muy rico.

    ResponderEliminar
  3. ¡Espectacular! buena elección la tuya para este viaje, una verdadera dellicia.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. esta era una de mis opciones, me encanta como te ha quedado, se ve deliciosa!
    un besote

    ResponderEliminar
  5. Es un clásico en mi casa. Cada vez lo demandan más. Jajajaj. Una delicia ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que suerte tienen en tu casa si habitualmente haces este pastel

      Eliminar
  6. Un clasico de la cocina alemana que no podia faltar en este viaje! Y ademas te ha quedado divino, me llevo un trocito! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii. Un pastel típico alemán y muy rico. Muchas gracias Maggie

      Eliminar
  7. Me encanta!!! Soy fan de las tartas de manzana y los postres que la llevan. De hecho hoy en casa de mi hermana el apfelstrudel era el postre. ¡Delicioso!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  8. Un postre clásico, uno de los favoritos de mi hermana, creo que es una excelente opción, una delicia para disfrutar en la tarde con una taza de café.

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo que hacer sí o sí!! Me encanta!!! Besitos, guapa

    ResponderEliminar
  10. Hola María José, casi coincidimos con strudel, lo hice hace varios meses y aún no lo saco, es un postre muy rico de manzanas, un clásico que tengo que repetir para tomar las fotos finales respectivas. Tu receta con limón y almendras tiene que estar muy rica.
    besos
    un beso!!!!

    ResponderEliminar
  11. A mi tambien me encanta la canela y la verdad es que la combinacion con manzanas es de lo mas rico del mundo mundial.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tere. Manzanas y canela! ¿qué más se puede pedir?

      Eliminar
  12. a mi también me encanta la canela y tu Strudel tiene muy buena pinta y si es con manzana hummm una delicia.
    besos
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que echarle más canela, que le suba el sabor...!!!

      Eliminar
  13. ¡Cómo es de rica esta receta! Me declaro fan total. Un besazo de Dulces HElens

    ResponderEliminar

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...