sábado, 20 de octubre de 2018

FRITTATA DE CHAMPIÑONES Y ESPINACAS

Tortilla italiana hecha al horno
Esta receta la he sacado del blog Directo al Paladar ¿Quién no conoce este blog? A poco que hayas buscado alguna receta en la red, te habrás topado con este blog. 
Cuando la master Carolina del blog Desafío en la cocina, después de unas pistas infernales nos informó que el plato que teníamos que hacer este mes era una frittata… ¡qué bien! Fácil, rápido y se puede hacer al gusto de los comensales de cada casa.
Un acierto. Si quieres ver las normas de este reto, pincha en el logo que está a continuación:
 Normas Desafio en la Cocina

Y si quieres ver anteriores ediciones, no tienes más que pasearte por AQUÍ.
La verdad es que cuando toca hacer dulce no me hace tanta gracia el reto, porque en mi casa puede morirse cualquier dulce en la nevera. No somos naaaada golosos. Y termina en la basura … sin embargo, los platos salados los puedo adaptar a lo gustos y circunstancias de cada uno.

Y, este mes, aprovechando que mi hija mayor es vegetariana pero come leche y huevos, he hecho esta frittata vegetal. Una receta muy sencilla y que gustará, incluso a los más carnívoros. 
Realmente la frittata es un plato típico italiano que consiste en una especie de tortilla cuajada en el horno, con las ventajas de que no hay que girarla, de que se mancha muy poco la cocina y de que, como se hace al horno, no hay que estar pendiente y mientras puedes preparar algún otro plato, como una rica ensalada que complemente la frittata. 
Ingredientes (Para 4 personas)
· 400 gramos de Champiñones portobello 
· 200 gramos de espinacas 
· 1 puerro 
· 4 huevos 
· 50 mililitros de Leche 
· 50 gramos de Queso manchego 
· 3 cucharadas de Aceite de oliva virgen extra 
· 2 Dientes de ajo 
· Sal 
· Pimienta al gusto 
Preparación: 
Precalentar el horno a 150 grados con calor arriba y abajo. Lo ideal es disponer de una sartén o recipiente desmoldable que se pueda poner al horno. Comoyo no tenía, he utilizado un molde de tarta forrado con papel de horno. Sin problemas. 
En una sartén ponemos el aceite a calentar y salteamos los ajos picaditos
así como el puerro cortado en rodajas finas. 
Añadimos los champiñones portobello picados en trozos,
y los cocinamos hasta que estén casi tiernos.
Añadimos las espinacas y los salteamos con el resto de hortalizas durante cinco minutos. 
En un bol batimos los huevos con un pellizco de sal, añadimos el queso manchego rallado,
la leche y añadimos las verduras salteadas.
Pasamos la mezcla al molde. 
Hornear durante 30 minutos o hasta que se vea la mezcla cuajada.
En los últimos 10 minutos saqué la frittata del horno y le añadí unas rodajas de tomate por encima.


Mi opinión: No cambia el sabor si haces una tortilla típica que si haces una frittata. Es tu elección. Ventajas: te liberas media hora y no tienes que estar ventajas. desventajas: el horno consume un montón de luz y ¡tal como está el precio de la luz!...
 Imprimir

1 comentario:

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...