jueves, 15 de junio de 2017

BABKA UCRANIANO

Un pastel de queso hecho con pasas
Si queréis ver las preparaciones que he hecho en este reo pincha AQUÍ


En el reto de este mes de Reposteras por Europa tocaba un postre típico de Ucrania. 

El blog administrador de este reto es "Gotas de Azúcar y Vainilla" de Isabel Rodriguez Aranda.

Así tal cuál, me dí cuenta que no conocía demasiado de esta ex república soviética. De hecho, es casi lo único que sabía de ella: que fue una república soviética. Así que, antes de ponerme a cocinar su comida, me puse a estudiar su historia y geografía. 
La capital de este país es Kiev, y el idioma es el ucraniano, aunque la mayor parte de la población hablan también el ruso. 
Su moneda es la Grivna. El cambio está a: un euro es aproximadamente 30 grivnas. 
Se independizó de la Unión Soviética en 1991. 

¿Dónde está? 
Pues tiene costa con el mar negro, encima de Bulgaria y Rumanía. Arropa a Moldavia. 

¿Qué podemos recordar de este país? Pues suenan dos acontecimientos históricos, desgraciadamente poco afortunados: la crisis de Crimea (reciente conflicto, en 2014, en el que se barajó la dependencia o no de Ucrania de la Federación rusa. Recuerdo imágenes en la TV con soldados y tanques paseando por las calles) y el accidente de Chernobyl (explosión de un reactor nuclear en 1984 que provocó el aislamiento de 30 km alrededor de la central nuclear para evitar la contaminación y el cierre definitivo de la central). 

¿Qué podemos comer? 
Ucrania es famosa por su gastronomía rica y variada. La cocina ucraniana es una cocina de campo, a base de cereales y verduras, como patatas, coles, remolacha y champiñones. 
Borsch y pampushki (panecillos), embutidos, pastelería, bebidas de frutas y miel son conocidos lejos de las fronteras de Ucrania. Algunos platos, como por ejemplo el borsch ucraniano, son consumidos desde hace siglos. El borsch es la aclamada sopa típica ucraniana. Se cree que este plato de cuchara representa la cultura de Ucrania y se ha ganado la consideración de símbolo nacional. Los ingredientes más importantes de borsch son remolacha y col blanca, también puede llevar muchas verduras y hortalizas dependiendo de la receta: patatas, cebollas, zanahorias, pimiento rojo o verde, perejil, eneldo, ajo, tomate, espinacas, hierbas del bosque, huevos. Se prepara de distintas maneras, dependiendo de la zona de Ucrania, estación del año y de los ingredientes que hay en un momento determinado. Los más habituales son el borsch rojo y borsch verde. Se puede añadir un poco de crema acida (es como un yogurt griego sin azúcar) y acompañar la sopa con pampushki (pequeños bollitos de masa de pan regadas con un poco de salsa de ajo o sin). 

De los productos de carnicería principalmente se comen carne de cerdo, de res y de aves. Se utilizan muchos modos de prepararlas, pero más frecuentemente la carne se sirve asada o estofada u horneada. Son muy populares el hígado a la casera, bitki (chuletas) ucranianas, carne de cerdo cocida mechada con ajo y tocino, carne de cerdo estofada con tocino y col blanca. Uno de los platos más típicos de Ucrania es golubtsí (hojas de col rellenas de carne con arroz). 

Los ucranianos comen muchas verduras: jitomates, pepinillos, rábanos, pimientas, col blanca, coliflor, cebolla y cebollín, zanahoria, remolacha, berenjenas y calabaza. Hacen también, como los rusos, las conservas para el invierno. Uno de los platos de verduras más populares en Ucrania es el chucrut – o simplemente col agria, como lo llaman los ucranianos. Como sugiere la traducción, el chucrut consiste en col y un poco de zanahoria cortada finamente con especies (sal, pimienta y hoja de laurel) preparada mediante un proceso de lactofermentación (fermentación por bacterias ácido lácticas). El chucrut tiene habitualmente una acidez peculiar. 

La gastronomía ucraniana también presenta una amplia variedad de pastelería: los postres que se cocinan con frutas, miel, semillas de amapola, nueces, etc. En Ucrania preparan muchos pasteles a base de cerezas y ciruelas. 

La cocina ucraniana se caracteriza por la abundancia de las bebidas hechas de leche, como, por ejemplo, leche cocida a fuego lento y riázhenka (leche agriada al horno). Uno de los favoritos es también el uzvar – una compota de frutas secas. El uzvar es la bebida tradicional de la Navidad en Ucrania. 

Hace algún tiempo vi recetas con el nombre de babka (no me acuerdo de que país eran típicas) pero es una especie de bizcocho enrrollado, que no tiene nada que ver con este Babka que aquí os presento. 
Ví este babka ucraniano en esta página de internet y pensé inmediatamente en hacerlo. También me he guardado la receta de otro postre: el “Medovik” que pienso hacer cualquier día de estos, porque tiene una pinta excelente. 
Este babka que os presento es un postre tierno y delicioso hecho con queso suave y cremoso. No lleva mucho tiempo para cocinar, y los fans del queso sin duda disfrutarán con él. 

Ingredientes: 
  • Queso quark o queso blanco batido: 500 gr 
  • Azúcar 100 g (la receta original decía 250 gr, pero a mí me ha parecido excesivamente dulce) 
  • Canela al gusto 
  • Pasas 100 gr 
  • Galletas 50 gr 
  • Huevo 3 piezas 
  • Mantequilla 20 gr para pintar el recipiente 
  • Crema agria ucraniana 100 gr, yo la hice con nata y un chorro de limón 
  • Sal: una pizca 

Preparación: 
Remoja las pasas en agua caliente durante 10-15 minutos para deshacerse de la capa de cera y conservantes. Lávalas bien.
Escurre las pasas y sécalas con una servilleta de papel. 
Separa las yemas de las claras. Bate las claras con el azúcar y una pizca de sal, hasta que las claras estén espumosas. 
Mezcla las yemas de huevo con el queso y la crema agria hasta que estén completamente combinados. 
Añade la canela y pasas, mezcla bien. 
Añade las claras montadas con movimientos envolventes. 
Calienta el horno a 180C. Desmenuza las galletas en la licuadora. 
Engrasa la bandeja para hornear con mantequilla.
Espolvorea la parte inferior con las galletas desmenuzadas.
Pon la mezcla de queso en el molde para hornear, y hornea durante 40 minutos, hasta que tenga un crujiente dorado la capa externa. 
Además, el plato puede ser aderezado con frutas frescas o enlatadas y hojas de menta, o con crema agria, o con mermelada… al gusto del consumidor. 
Mi opinión: Tal cual está la receta, ya os he dicho que queda muy dulce, pero si se rebaja la cantidad de azúcar queda rico y suave. Una pega es que se desmiga con mucha facilidad.

 Imprimir

13 comentarios:

  1. mmmm¡¡¡¡ pero que buena pinta, que rico , felicitaciones presciosa.
    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Tiene que ser una delicia 😋😋😋
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
  3. Maria José, buen día!!! ^_^
    Me encanta todo lo que tenga queso, así que este babka estilo ucraniano queda en mis pendientes, con respecto al dulce, muchas veces hay que revisarlo en mi caso generalmente todo lo reduzco a más de la mitad) jajajajajja, pues así suave y cremoso lo veo delicioso.
    beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este, ¡Hay que reducir el azúcar! te lo aseguro

      Eliminar
  4. qué ricooooo tiene una pinta buenísima. Un besazo de Dulces Helens

    ResponderEliminar
  5. Riquísimo!!!
    Me encantan los pasteles de queso y éste tiene una pinta fantástica, además con paso a paso (muy útil)
    Yo prefiero los postres menos dulces (me gustan casi más los sabores ácidos), así que suelo echarlos menos azúcar.
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo también le quito azúcar aunque en mi casa son muy golosos y luego se quejan

      Eliminar
  6. Qué rico María José!! Sí algunas veces las recetas se pasan de azúcar. Yo también de vez en cuando reduzco y queda mucho mejor. Se ve que es un postre delicioso. Habrá que ponerlo en los pendientes. Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo soy de las de azúcar a mogollón, jejeje, soy excesivamente golosa y a veces tengo que controlar mucho, sino me paso.
    Tu dulce se ve delicioso y si encima para dulce, pues lo dicho, me encantará.
    Besos.

    ResponderEliminar

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...