sábado, 2 de septiembre de 2017

TÉ MARROQUÍ

Sirviendo el té
¿Qué mejor final para una fiesta marroquí que tomarse un clásico “té a la menta”? Es la bebida tradicional con la que se acompaña cualquier dulce marroquí. La preparación de este té es totalmente distinto a como estamos acostumbrados Ya que nosotros sólo calentamos agua y la vertemos sobre la bolsita de té.

Ingredientes:
- Azúcar
- Té verde
- Hierbabuena o menta
- Agua

Preparación del Té marroquí

1. En una cacerola hervimos agua 

2. Echamos en la tetera una cucharada de té por persona y una cucharada más para la tetera. Jeje.

3. Cuando el agua haya empezado a hervir se echa un poco de agua en la tetera (hasta que cubra las hojas de té) y se remueve. Se tira el agua. Esto se hace para enjuagar el té y que no amargue. Repetimos el proceso 2 veces.

4. Echamos las 3 cucharadas de azúcar sobre el té y gran cantidad de hojas de hierbabuena lavadas. Luego se añade agua hasta llenar al tope la tetera.

5. Ponemos la tetera a fuego a lento.

6. Una vez empiece a hervir se saca la tetera del fuego y se mezcla el contenido ¿Cómo? Pues vertiendo el liquido en un vaso y volviéndolo a meter en la tetera. Se repite el proceso hasta que el té salga de color oscurito

7. Se sirve en los vasos. Es un detalle que los vasos también tengan unas hojas de hierbabuena. Para servir los vasos se escancia desde una gran altura, de forma que cuando caiga el contenido en el vaso se forme la espuma característica.

Mi opinión: es un buen final para una buena cena, un sabor dulzón y fresco que retiene en nuestra boca el sabor de las especias recién degustadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...