viernes, 6 de enero de 2017

ARROZ CON BOGAVANTE

Maruja!!! Este es un plato especialmente dedicado  a ti.

un plato de arroz meloso con medio bogavante

Maruja es mi suegra y, aunque suene extraño por ser mi suegra,  nos llevamos  muy bien y la aprecio mucho. 

Hace unos días me preguntó la receta del arroz con bogavante que le había hecho alguna vez.  Yo no suelo memorizar nada (y cuando digo nada, es  naaaadaaaa). Por eso, empecé a decirle… “lleva pimiento…”- “¿lleva pimiento?” me pregunta ella. Y ahí empecé a dudar ¿lleva pimiento? No me acuerdo.

Por eso he decidido hacer una entrada con el arroz con bogavante que siempre hago yo y que triunfa. No sé si es el arroz con bogavante institucionalmente perfecto pero sé que se disfruta con él, que es de lo que se trata : es un arroz de pescado que no tiene un sabor demasiado fuerte (perfecto para los que no les gusta el pescado) y para los que sí les gusta, pues chupan hasta las patitas. Totalmente recomendable.

El arroz con bogavante no es un arroz complicado. No sé por qué la gente piensa que es difícil. No es verdad, es de los arroces más fáciles de hacer. Hoy he cronometrado lo que me ha costado hacerlo y exactamente ha sido una hora y tres cuartos. Naaadaaa.

 A mí me gusta servirlo caldoso y con el arroz durito. Así termina de hacerse en la mesa,y se queda un arroz meloso, aunque en su punto. Decidme maniosa pero cuando como arroz, me gusta comer  arroz ¡que se note!
Ahora sí. Un problema existencial personal es la disección del bogavante. Soy incapaz de matar un animal, por eso lo compro congelado y muerto (que sean otros los culpables). No sé si se gana mucho en el gusto pero es cuestión de conciencia.
Si lo compráis vivo os aconsejo que lo primero le peguéis un buen corte rápido en la cabeza (cerebro) desde el cuello  hasta la boca para que no sufra nada. Vosotros mismos.
Y dejando la parte escatológica, empezamos con los ingredientes para 4 personas:
- 2 bogavantes (medio bogavante por persona aprox)
400 gramos de arroz
- Medio  pimiento rojo (si Maruja, pimiento rojo, incluso se le puede añadir pimiento verde. Como en mi casa no gusta el pimiento lo dejaremos en pimiento rojo sólo)
- 2 tomates pelados y sin pepitas
- Dos dientes de ajo
- Una cebolla mediana
- Una cucharadita de pimentón dulce
- Varias hebras de azafrán
- Aceite de oliva virgen
- Caldo de pescado: mínimo litro y medio.

Trocear el bogavante: Clavar el cuchillo en la parte de atrás de la cabeza, y la cortamos la cabeza  en dos mitades yendo desde el cuello a la boca, a lo largo. Después cortamos y separamos la cabeza del tronco, y este último lo troceamos por la mitad. Es interesante aprovechar el jugo que suelta el bogavante para añadirlo al arroz, ya que le dará muy buen sabor.  
En una cazuela de tamaño adecuado ponemos  un chorreón de aceite de oliva virgen. Una vez el aceite esté caliente vamos a echar todo el bogavante (pinzas incluidas) y las rehogamos un par de minutos, ( o tres….). Lo retiramos.

Ponemos primero el ajo picado, luego la cebolla y, por último, el pimiento bien troceados, con un poco de sal por encima, y sofreiremos a fuego medio durante unos 6-8 minutos, hasta que se pochen bien tanto la cebolla como el pimiento, removiendo para que se cocinen bien por todos lados.


Echamos el pimentón dulce, lo removemos para mezclar y cuando se haya cocinado un minuto echamos el tomate triturado a la cazuela, bajamos a fuego suave, salpimentamos bien y mezclamos. Dejamos que el tomate se cocine y se reduzca (unos 10 minutos), removiendo de vez en cuando. Como tengo “triquis” en casa que no les gusta encontrar trozos de verdura en el arroz, en este momento lo trituro todo con una batidora y así no se enteran que comen cebolla, pimiento o tomate. Echamos el arroz y lo rehogamos un poco a fuego medio para que vaya tomando los sabores. 
Vertemos después el caldo de pescado hirviendo, con unas hebras de azafrán disueltas en el mismo, 


,y cuando empiece a hervir lo mantenemos a fuego más bien suave hasta que 
quede bien hecho, lo que llevará entre 15 y 16 minutos más o menos. Con la cantidad de caldo indicado nos debe quedar un arroz más bien caldoso, pero si te gusta que quede un arroz más seco,  deberás poner un poco menos de caldo.
Cuando quede poco para que el arroz esté en su punto vamos a agregar los trozos de bogavante troceados, bien repartidos por el arroz, y dejamos que se cocine, lo que no va a llevar demasiado tiempo, ya que queremos que queden jugosos.



Al acabar dejaremos unos últimos minutos de reposo, Yo siempre lo presento en la mesa y luego busco los platos y los utensilios de servir… llegas… sirves los platos y le has dejado el tiempo justo al arroz para que repose y ¡¡¡a disfrutar!!!. Verás cómo es un plato que te va a encantar repetir en más ocasiones. 


porque así es como queda la cazuela,y eso es que tengo en casa a algunos que no les gusta el pescado:

 Imprimir



2 comentarios:

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...