lunes, 15 de enero de 2018

MOUSSE DE PAPAYA Y NARANJA

Un bol con una mousse decorada con frutas del bosque

Una nueva entrada para el reto de dis-fruta, que lidera Lidia Segura del blog Nunca es demasiado dulce y  la propuesta es elaborar un plato dulce con la fruta propuesta. Este mes, la fruta propuesta es la papaya que es una fruta tropical que tiene una textura mantecosa. Si quieres ver lo que han hecho mis compas, pincha AQUÍ-
 Reto Dis-fruta
La papaya contiene gran contenido en agua y alto contenido en minerales como potasio, calcio, magnesio, sodio y otros en menor cantidad, además de un importante aporte de vitamina A, C, y B9; si a ésta fantástica fruta se le asocia la naranja, con grandes cantidades de vitamina C, tenemos un batido energético, delicioso y perfecto para cualquier postre.
Tiene propiedades cicatrizantes, antiinflamatorio y contra el estreñimiento. Por si no lo sabéis la papayo es el fruto del papayo, árbol al que se le conoce como “El árbol de la salud”.


Lo malo es que a mí personalmente me parece una fruta bastante insípida. Por eso el asociar la naranja y azúcar mejora mucho el sabor.

Según he podido leer el origen de esta fruta se sitúa en América Central y más concretamente en Mexico, desde donde se extendió al resto de países.
 Y si quieres ver lo que he hecho para el reto Disfruta dutante meses anteriores, pincha AQUÍ.



Ingredientes para cuatro



1 papaya grande



El zumo de 2 naranjas



1 cucharada de azúcar integral

2 cucharadas de gelatina neutra en polvo

1/2 vaso de agua

1 yogur griego


Preparación:
- Pela, parte la papaya y retira todas las semillas. Pon la pulpa en un bol.  Cogemos la pulpa y la trituramos con el thermomix o con la batidora.
Añade el zumo de las naranjas y el azúcar y bátelo todo junto.






- Hierve el agua en un cazo, le añadimos la gelatina y lo removemos bien hasta que nos quede completamente disuelta. Dejamos enfriar y unimos la mezcla al batido de papaya y naranja y completamos añadiéndole el yogur griego.

- Mezclar bien con una espátula.



- Enfriar durante un par de horas para que se endurezca Pasado ese tiempo, servimos la mousse en una copa o en una taza baja y se decora como mas te guste: frutas del bosque, trozos de papaya recortados, etc. Listo.


 Imprimir
Mi opinión: Pues es una mousse que a mí no me ha terminado de gustar porque me pareció un sabor un poco medicinal. Sin embargo, mi "triturador" la encontró muy rica. Si la pruebas dime lo que te parece para salir de dudas.


1 comentario:

  1. Hola guapa!! Si que tienes razón en que la fruta de este mes es un poco sosilla, pero tu has sabido sacarle todo el partido¿¿Muchas gracias por participar un mes más. BEsos

    ResponderEliminar

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...