viernes, 16 de diciembre de 2016

TRAMPANTOJO DE TARTA DE QUESO





En la comida de trampantojos que hice en mi casa presenté un plato que asemejaba a una tarta de queso con cobertura de mermelada de fresa. El aspecto es el que veis en la foto y de sabor… estaba muy rico. Ensaladilla… ¿Qué más decir? De este plato también comieron los niños, aunque muchos de ellos quitaron la parte del pimiento. El pimiento está reñido con la infancia/adolescencia. La madurez de las personas se mide con la tolerancia al pimiento (jeje,  lo siento por los adultos a los que no les gusta el pimiento).

La receta original la saqué de un blog que se llama ¡Que rico!, pero le he hecho algunas modificaciones, que os cuento.


Los ingredientes para 1 tarta de queso pequeña son las siguientes (yo hice dos tartitas con el doble de ingredientes):

400 g de patatas
2 huevos cocidos
1/2 cebolla (yo no le puse)
1 lata de pimiento morrón
50 g de regañás (o algún tipo de pan seco)
300 g de mayonesa 
1 hoja de gelatina
2 zanahorias (esto es cosecha propia, la receta original no lo llevaba)
1 lata de aceitunas rellenas (esto también es cosecha propia)
Sal


Empezamos: machacamos muy bien las regañás, hasta hacerlas migas (utilizar thermomix, robot de cocina, batidora manual…). Mezclamos con 3 cucharadas de mayonesa hasta hacerla más pastosa. Reservamos en la nevera mientras se cuecen las patatas (seguridad alimentaria 100%).
Ponemos a calentar una cacerola con abundante agua y sal. Cocemos las patatas y las zanahorias hasta que al pinchar se note que está todo cocido, pero no demasiado blando. (vuestro ojo manda) ¿Tiempo? Pues depende, y no es que sea borde, pero depende del tipo de patata y del tamaño, Si usamos patata lavada nueva entera unos 20 minutos. Si las cortáis, 15 minutos o menos, incluso 10 minutos. Mi consejo es que cojais un cuchillo y la pincheis. Si entra bien, sin resistencia, ya está. Me da igual el tiempo. 

Pelamos las patatas y los huevos. Lo ponemos todo en un bol y mezclamos con mayonesa, machacando todo bien con un tenedor hasta hacer una mezcla homogénea. En otro bol machacamos la zanahoria y le añadimos el resto de la mayonesa.
Picamos las aceitunas rellenas
Preparamos un aro de emplatar o un molde desmontable pequeño, que es lo que yo utilicé. 

Ponemos una base de regañás y lo aplastamos bien con una cuchara.




 Hacemos lo mismo con las patatas y el huevo, pero lo ponemos en la superficie exterior, tocando con el aro de emplatar). 






A continuación ponemos la siguiente capa de aceitunas rellenas picadas y por último, en el centro, se colocan la zanahoria .  
Lo nivelamos todo bien para conseguir que todo tenga el aspecto que queremos.


 Reservamos también en la nevera, mientras preparamos la gelatina de pimiento.

Cogemos la hoja de gelatina y la hidratamos en un poco de agua fría. Pasamos por la batidora el contenido de la lata de pimientos, hasta que esté bien fino. Escurrimos la gelatina y la disolvemos en un poco del agua caliente (casi nada). Mezclamos con el pimiento batido y ponemos por encima del timbal.
Llevamos a la nevera hasta que la gelatina esté cuajada. En el momento de servir, pasamos la punta de un cuchillo por el molde y llevamos a un plato.



Fácil y Bueno. ¡A por ello!


 Imprimir

3 comentarios:

  1. ¡Qué pasada! Es totalmente una tarta de queso, me llevo la idea BSS!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado la receta! Enhorabuena, la probaré! Un saludo

    ResponderEliminar