miércoles, 13 de septiembre de 2017

CROQUETAS DE MANZANA

Un plato adornado con flores, croqueta, nata y helado

Cuando veo las preparaciones del reto Veo veo por primera vez, las veo tan bonitas… tan equilibradas… luego empiezo a pensar en lo que deben llevar… ¿dulce o salado? A mí me gusta mucho más cocinar salado pero, no sé por qué termino siempre haciendo preparaciones dulces. Aquí tenéis la foto de este mes:

¡qué mona! ¿verdad? Estaba viendo una clara salsa muselina con unas croquetas, iba acompañado de unas uvas … No sé por qué cambié de opinión y sin comerlo ni beberlo estaba haciendo unas croquetas dulces, con un helado.

Este reto me ha costado mucho hacerlo. Llevo todo el mes dando vueltas a las ideas. Sobre todo me han mareado mucho las plantas que acompañan al plato de adorno y esas placas de color verde. Para las flores he estado fijándome en los campos, los jardines y los viveros.
Pero, de repente, se lo comenté de nuevo a Sebastián, “el solucionador” y volvió a darme la idea… una de las plantas es típica de los descampados. Me señaló un solar al lado del trabajo…”seguro que hay hasta en ese descampado”. Como conozco a Sebastián y sé que es “molt sabur” le hice caso y con 44 grados de temperatura, en plena ola de calor torrencial me fui buscando plantas por el descampado… y voilà… las encontré.
 Al final no las puse porque se me estropearon y puse unas lantana de color blanco.


Las plantas crasas fueron otra historia… no las conseguí encontrar por ningún lado, así que he puesto un pegote.



Otra dificultad han sido esos placas de color verde ¿qué eran? otra vez recibí ayuda de mi solucionador y me dio la idea de que eran caramelos machacados y pasados por el horno para que se deshagan ¡Qué gran idea ¡ El siguiente problema fue el color. No sé si os habéis fijado. Cuando yo era pequeña (que era básicamente cuando comía caramelos ) éstos tenían el color del sabor que representaban: amarillo para los caramelos de limón, verdes para los caramelos de menta, naranjas para los caramelos de naranja y rojos o rosas… ¿para qué caramelos? Evidentemente para los de fresa. Pero, fue a comprar caramelos y no sé si os habéis fijado pero los caramelos ya son todos blancos. Le han quitado los colorantes. Me parece muy bien para no tener que comer aditivos innecesarios… pero entonces, ¿cómo hago la placa de caramelo? Pues compré caramelos de limón,
los machaqué
y les añadí un poco de colorante azul. Y... efectivamente, ahí lo dejé porque se me olvidó ponerlo al final y se me olvidó hacerle foto 




De este reto no estoy muy satisfecha. No hablo del sabor, hablo de la presentación. No he terminado de cogerle el tranquillo y me ha salido una presentación bastante regulina. En fin… nos quedamos con que las croquetas y el helado estaban buenos.

Y os pongo las preparaciones:

Helado de yogur griego. Lo hice para el anterior reto de Veoveo, para la Tarta de fresas con helado de yogur y de coco.

Croquetas dulces (la parte principal del plato). La receta la saqué del blog Piensa en dulce  aunque yo he hecho la mitad de los ingredientes:

Ingredientes:
· 25 gramos de azúcar blanco

· 225 mililitros de leche

· 20 gramos de harina

· 20 gramos de nueces

· Media manzana Golden grande

· 20 gramos de mantequilla

· 75 gramos de galletas normales (unas 15)

· 1 huevo para rebozar las croquetas

· ½ cucharadita de canela en polvo

· Aceite de girasol para freír las croquetas (o si se prefiere, de oliva suave)

Preparación:

1. Se empieza por mezclar la leche junto con el azúcar y la canela, y se calienta para que deshaga y se integren bien los ingredientes.




2. Por otro lado, se trituran bien las galletas. Si tenéis un pequeño robot de cocina os será muy útil; en caso contrario, ponerlas dentro de una bolsa de plástico, cerrarla, y dadle golpes a las galletas con un mortero.

3. Se pican las nueces con robot o picadora.

4. Finalmente, se pela y se hace pedacitos la manzana, de este modo las croquetas tendrán un poco de textura.

5. Seguidamente, se empieza a hacer la masa de las croquetas. En una sartén pequeña, se pone la mantequilla cortada en trocitos y se deshace a fuego lento.
A ésta se le añade la manzana.

6. Se deja cocer la manzana durante unos 5-10 minutos, es importante que ésta quede blanda y que pierda gran parte del agua que tiene, pues no nos interesa aportar más líquido a la bechamel que haremos luego.

7. Cuando la manzana ya está bien tierna y ha evaporado el agua, se añaden las nueces
y 3 cucharadas de galletas troceadas a la mezcla. Se da un par de vueltas.

8. A continuación, se añade la harina tamizada a la mezcla,
y se da un par de vueltas para que se junte con la manzana y se tueste.

9. Sin dejar de remover ni esperar mucho tiempo, se va añadiendo la leche a la mezcla.
Es importante ir mezclando poco a poco, para evitar que se pegue la bechamel, y también para ir deshaciendo los grumos y que se cueza bien toda la harina.

10. Se debe cocer la bechamel durante unos 10 minutos, hasta que haya espesado y empiece a hervir. En todo ese rato no se puede dejar de remover con una espátula de madera o silicona.

11. Una vez hecha la masa de las croquetas, se vierte en un bol y se deja enfriar. Cuando ya está a temperatura ambiente se deja tapada en la nevera un mínimo de 3 horas.

12. Pasado ese tiempo, la masa habrá espesado.

13. Para dar forma a las croquetas, se saca la masa de la nevera, se hacen pequeñas bolas,
se pasan por huevo batido y después por las galletas trituradas. A continuación, se colocan las croquetas encima de un plato y se vuelven a meter en la nevera durante una hora más como mínimo. 



Al poner las croquetas en la nevera antes de freírlas, nos aseguramos que estén bien frías y compactas, y de este modo vamos a evitar que se rompan al hacerlas.

14. Pasado ese tiempo, se calienta una buena cantidad de aceite de girasol en una sartén y se van friendo las croquetas.


Al sacarlas, se deben dejar escurrir encima de un papel absorbente.


Estas croquetas como mejor se degustan es frías, ya que al dejarlas reposar se intensifican sus sabores y pierden un poco de dulzor.

Montaje del plato:

Montar nata, añadirle azúcar glas al gusto y hacer montoncitos.

Poner las  uvas peladas. Cortar en trocitos más uvas y ponerlas en el plato.
Pelar y hacer trocitos con algunos pistachos.
Ya os he dicho que se me olvidó poner el caramelo tintado de verde.
Poner una quenelle con el helado.

Poner las flores y…hacer la foto. Si queréis ver lo que han hecho mis compas de reto, pincha AQUí. Verás diferentes versiones de un mismo plato visualmente.






 Imprimir




3 comentarios:

  1. La propuesta era un tanto complicada, a mi me parece que la has resuelto perfectamente. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece un sobresaliente, ya que era difícil y bien complicada. Mi enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. María José la verdad creo que este a sido de los retos que nos han puesto a pensar más, pero la solución te ha quedado muy similar, esas croquetas se ven iguales a las de la foto original y creo que te quedaron muy ricas. La idea del helado de yogur también es una delicia, yo debo decir que con este reto nos hemos vuelto máquinas escaneadoras de flores jajajajja, buscando las más parecidas para dar con el chiste.
    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar

Me encantará saber lo que piensas, lo que te parece esta receta, tus sugerencias...