sábado, 24 de diciembre de 2016

TRAMPANTOJOS DE HELADOS


trampantojo de helado tipo cono y helado tipo palo. hecho con pizza











En las comidas “especiales” con nuestros amigos los niños han sido sistemáticamente excluidos. Pero, han ido pasando los años y  los niños han ido creciendo. De hecho, de los cinco niños asiduos, la más pequeña es Paola que tiene 13 años. Efectivamente, ya han dejado de ser niños.
Por eso, en la comida de los trampantojos, por primera vez, han comido junto a los mayores y, además,  han comido platos “temáticos”. Les gustó la experiencia.
Este plato lo hice especialmente para ellos porque con la pizza siempre se acierta.



Y es que claro, el trampantojo es que la pizza se transforma en helados de distinta forma: helados con palito y helados de cono.
Para hacer el trampantojo me fue inventado los pasos. La idea la tenía clara: helados con palito y helados de cucurucho.
La receta de la pizza no puede ser más sencilla. Es la receta que utilizo desde hace años y nunca falla. Yo la preparo con thermomix pero no hay ningún problema en hacerla de forma tradicional. Tengo una entrada para la receta de la pizza.

Pizzas con forma de helado de palo
Para hacer las pizzas en forma de helado de palo se corta la forma a  utilizar en un papel de horno, para hacer todas las formas iguales. Se pone el molde encima de la masa y se recortan dos formas por cada pizzas. Se pone una de las formas y se le coloca un palito de helado. 




Se pone lo que se quiera para rellenar. 

Y no tuve mucho atrevimiento y le puse tomate frito, jamón york cortado a trocitos pequeños y queso emmental.

Se tapa con la siguiente forma, poniendo un poco de agua en los bordes para que se peguen bien las dos partes y  apretando un poco.

Y... al fondo, mi primogénita

Pizza con forma de Helado de cucurucho
Para hacer pizzas en forma de cono necesitaba unos moldes. Fue a mi tienda de repostería más visitada “Magnolia Cakes”. Está al lado de mi trabajo, en Vicente Zaragozá, la calle del tranvía, en Valencia.
El propietario es un italiano que se llama Andrea (como mi hija mayor). En varias ocasiones que he necesitado algún material de repostería y  no tenía en la tienda, me ha dejado el que él utiliza. Todo menos que los clientes se queden sin hacer alguna cosa que quieren hacer. Es un verdadero encanto.
Esta vez no tenía los moldes en forma de cono. La verdad es que es una tienda pequeñita y no puede tener de todo. En seguida cogió un trozo de papel vegetal que iba a utilizar en el curso de galletas (de hecho empezaron a entrar las personas que acudían al curso), dobló dobló y dobló y tenía un molde perfecto sin gastar casi nada. Os enseño fotos del proceso.


Os recomiendo sus cursos de galletas, tartas de fondant, y demás… los explica bien,  es muy divertido y no es nada caro y ¡además! os pasareis un rato muy agradable.




Lo único que falta es enrollar la masa de pizza alrededor del cono.




Cuidado con los bordes. Mojarlos bien y pegarlos. A mí se me abrieron algunos. Hornear 8 minutos y enfriar.



Cuando la masa esté fría se endurece lo suficiente para rellenar la pizza de vuestros ingredientes favoritos. 











En este caso utilicé  primero tomate frito para mojar la masa, luego trocitos muy pequeños de bacon, luego queso para pizza  y por fin, lo he sellado con otros trocitos de bacon.










Se ponen de nuevo en el horno pero colocando sobre alguna base que levante el cono de forma que no se caiga el contenido. Y chin pum!. 

La presentación no es muy bonita porque no pude hacer fotos  durante la aboragine de la comida.  Mi hija Lucía dice que estaban muy ricas , de hecho buscó al día siguiente en la cocina  por si habían sobrado. Eso para mí, ¡lo dice todo!.



 Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada